jueves, 3 de junio de 2010

El Carácter analítico del juzgar

Juzgar es lo mismo que sintetizar o relacionar conceptos objetivos, es decir, reunir mentalmente lo que está unido y separar lo que en la realidad está separado.
El acto de juzgar no es simple. Requiere que el entendimiento posea los conceptos, que los compare entre sí y que advierta si hay o no identidad o conveniencia entre ellos.

A este acto de juzgar con toda su complejidad se le llama juicio psicológico, para diferenciarlo del juicio lógico que es "la razón que se establece entre dos conceptos", independientemente del proceso que se sigue para establecerla.

En psicología es importante estudiar el proceso: cómo se perciben las cosas para lograr adquirir un concepto de las mismas; qué elementos intervienen en la comparación de los conceptos; por qué se establecen relaciones entre ellos teniendo en cuenta unos aspectos y no otros; qué motivaciones e intereses determinan la identidad o conveniencia entre dos conceptos; es decir, todos los pasos de análisis y síntesis que se producen en nuestra mente y la dinámica psicológica que interviene en el proceso.

La lógica busca establecer juicios correctos, juicios verdaderos. La psicología estudia cómo juzgamos y por qué hacemos esos juicios.

Para llegar a establecer un juicio es necesario que quien lo emita tome posición personal frente a los conceptos. Después de haberlos analizado con sus percepciones, conocimientos y condícionamientos, establece internamente su posící6n y la formula emitiendo el juicio.

Esta toma de posición personal que lleva a emitir un juicio se llama "postura tética".

En otros casos no hay compromiso personal en el juicio, sino un simple limitarse a repetir lo que otros dicen. por ejemplo: "algunos dicen que el sistema educativo necesita reformas". Como no se indica el propio pensar se habla entonces de "postura atética".

Ejemplo de la postura "tética" es la siguiente afirmación: "Creo que el gobierno deberá tomar medidas económicas muy serias para superar la crisis que vive el país".

La necesidad vital del juzgar:

La vida humana requiere, necesariamente, tomar posturas y emitir juicios tanto a nivel biológico, como social y moral.

Ejemplos de ello son las afirmaciones siguientes: "Este producto me perjudica porque me causa alergia"; "Voy a comprar ese disco porque me encanta escuchar su música"; "A veces soy flojo, pero no lo niego".

La necesidad de emitir juicios está condicionada por las necesidades, valores, cultura, condíciones de vida, prejuicios, desarrollo personal.

La realidad exterior se nos va presentando corno interrogantes, retos, problemas y medios aue afectan nuestras necesidades biológicas, sociales, culturales y morales.

Para buscar las respuestas adecuadas y dar solución a los problemas, necesitamos ir emitiendo juicios.

Esta necesidad de juzgar tiene otra dimensión importante en la vida humana: es el establecer un sistema personal de pensamiento, de creencias, de valores, que dan firmeza y seguridad, que unifican el pensar, el ser y el actuar del individuo, que le permiten tomar decisiones por sí mismo, y ser autónomo.

EL RAZONAMIENIO EN PSICOLOGíA. LA PRIORIDAD DE LA CONCLUSIÓN

Hemos señalado, hablando del juicio, la diferencia existente entre lógica y psicología, en cuanto al objeto de su estudio. Al tratar el razonamiento nuevamente se halla presente esta diferencia: la lógica busca la verdad a través de los razonamientos y la psicología estudia el por qué hacemos un razonamiento y qué ocurre en el proceso de establecimiento de ese razonamiento.

Por experiencia sabemos que frecuentemente nuestros razonamientos tienen como finalidad la búsqueda de razones, de justificación, para algo que poseemos ya como una conclusión. Tratamos de buscar seguridad, de confirmar aquello que ya hemos establecido. Por lo tanto, partimos de una conclusión previa y, sobre la base de ella, elaboramos razones que la aprueben y le den firmeza.
Nuestro razonamiento no busca el descubrir la verdad; sino confirmar lo que nosotros creemos es la verdad.

Ante un problema, la mente humana clabora hipótesis (conclusiones) e inmediatamente se dedica a buscar elementos y establecer relaciones para razonar la suposición.

Esta forma de razonar, partiendo de una conclusión, tiene importancia ya que permite elaborar construcciones científicas que, con la experimentación van logrando consistencia y dando base al saber científico.

Pero también puede ser un elemento de distorsión para muchos casos en los que los prejuicios son tomados como verdades e impiden el logro de la auténtica verdad, y se constituyen en un elemento de alejamiento de la realidad.

En el proceso psicológico dcl razonamiento, como en todo proceso mental, interviene la experiencia, el temperamento, la educación, los hábitos, la personalidad, así como la naturaleza del problema o asunto; por consiguiente, es necesario estar muy atentos para ser objetivos y lógicos y no falsear las situaciones que nos plantea la vida.

1 comentario:

Félix Tovar dijo...

Deben leer y realizar su comentario para ser evaluados gracias por su atención.